miércoles, 10 de octubre de 2007

Learning to be happy - with my empty stomach -

Hola!
Bueno, tenía ganas de escribir. Estoy mayormente de buen humor.
- Entrada larga(no tanto, quizás, como otras veces) -

Ayer, no comí casi nada, comparado con otros días.
Desayuné mi taza de café con leche, como siempre, resistiendo la tentación de comerme unas facturas que había. Fui al colegio y tampoco comí nada ahí(bueno, nunca lo hago). Llegué a casa y me comí dos manzanas. Fui a mi pieza, encendí la compu y recorrí los blogs de todos. Luego hice la entrada correspondiente.
Hasta ahí todo bien. Resulta que mi papá se acostó a dormir; fui a la cocina y, como buena comedora compulsiva, me comí cuatro facturas. La verdad, al principio pensaba que no me importaba, pero después llegó la culpa. ¿Qué hacer? Estaba mi papá, iba a escuchar todo.
Increíblemente(para mí), se levantó, agarró sus cosas y me dijo: "me voy". Mi felicidad y ansiedad eran desmesuradas(ya estaba por empujarlo para que se fuera).
Se fue.
Corrí al baño cuando él todavía estaba sacando el auto; tomé el cepillo de dientes, y me reuní con Mia.
Pero al momento que comencé, sonó el teléfono.
Atendí. Era mi tía que quería hablar con mi abuelo(otra vez). Lo llamé, con el cepillo de dientes todavía en la mano. Corrí al baño, per tuve que esperar a que terminara de hablar. Incluso, al cortar, se quedó dando vueltas por la cocina.
Yo, apoyada contra la pared, esperaba. Una eternidad.
Se fue.
Reanudé mi reunión con Mia.
Nunca antes había vomitado tanto, o mejor dicho, tan fuerte, como esta vez. No podía parar. Llegó un momento que mi nariz empezó a chorrear- como siempre -. Pero esta vez, había algo rojo. Paré a limpiarme; era sangre.
Sin embargo, no me importó. Seguí hasta no dar más.
Tiré la cadena y me limpié. Me miré al espejo y lo que ya estaba esperando: las manchitas. De la fuerza que hice se me rompieron los vasos capilares. Por suerte no son tan notorias, pero me intimidan.
Luego de darle gracias a Mia y perdón a Ana, no comí nada más en todo el día.
Mi mamá me preguntó si iba a cenar. Rápidamente le dije que no. Al rato, me preguntó otra vez: no. Cuando ya me estaba por ir a dormir, entró a mi pieza y repitió por tercera vez la pregunta. No, no y no. Me acosté a dormir pensando en que fue el mejor día de mi vida, y dándome cuenta que si realmente quiero, puedo.

Hoy, casi igual.
El desayuno de siempre, con la diferencia que en el colegio tuvimos un rato de la última hora libre y todos bajaron al kiosco. No aguanté y me compré una bolsita de caramelos, aunque compartí algunos. Igual, no sé por qué, pero no me angustio ni me da culpa comerme esos caramelos. Pero sólo esos, porque son los que me gustan. En una de las primeras horas, tuvimos Salud(con profesora suplente, no sé qué le pasó a la otra). ¿Y de qué tema podía hablar? Anorexia y Bulimia. Estuvo ahí toda la hora describiendo las causas y consecuencias, las diferencias y bla. Aunque me daba miedo porque le estaba contando a todos indirectamente mis actitudes. Era algo raro. Encima decía que lo más común que se veía en chicos anoréxicos era que eran generalmente los primeros en la clase, con mejores promedios. Yo siempre tuve buenos promedios, y no es por presumir. Decía que, frente a otros compañeros más delgados se veían gordos. Yo me siento así frente a mis amigas, y mi peor error fue haberlo comentado una vez en una reunión. Pero en fin.
Luego tuvimos que ir a la casa de mi amiga T, para continuar con el trabajo de Derechos Humanos. Así que tuve que comerme un plato de ravioles – aproximadamente 20 -, con salsa y carne(puaj).
Volví a mi casa hace un rato- discusión con mi papá entremedio -, y me comí dos manzanas y una banana.
No pienso cenar, pero temo que tendré que hacerlo; está la familia reunida.
Pero como tengo que estudiar, les voy a decir que me lleven la comida al cuarto y ahí la tiro.
Por todo esto, me siento muy bien.

Bueno, también decir que ya me decidí por un nombre. Desde el momento que se me ocurrió, me gustó.
Opté por "Apple". Me resulta... original? Además, vivo comiendo manzanas. Creo que queda bien.
Bueno, nada más.
Besoss!
*Ah! Hoy, mientras íbamos en el auto al colegio, mi mamá le señaló de una revista, una balanza a mi papá para que la comprara, supuestamente hoy. Vine corriendo a casa y la busqué por todos lados, pero no la compró. Vaya decepción!

2 comentarios:

Maria: dijo...

Hola Apple!!!!! Me encanto el nombre q elegiste, fue el q mas me gusto, aparte nose xq pero siemrpe me llamo la atencion. Encima vivis comiendo manzanas, mucho mejor... Bueno, nada, me alegra q estes medianamente en equilibrio, tal vez sea todo mejor sin mia, pèro nada es perfecto y esta bueno q saques de tu cuerpo esas asquerosas facturas...

Bsos!!

•°¤..MøønLight..¤°• dijo...

Ola mi niñita ermoza!
el martes tmbn mi cita con mia acabo con sangre...creo qe eso es muy malo..pero la culpa es aun mas desesperante...
si chikita sos una de mis incondicionales preferidas!
y siiii puede qe pronto este alla..y qiza y podemso vernos..me encantaria aunqe sabes qe soy de san juan no?...
bueno nena cuidate mucho y por favor trata de huir de mia qe es lo peor!
ahhh
te nomine!!!
mil besitos!!
bye!!