martes, 30 de septiembre de 2008

Untitled I

Resulta que ahora se reunieron todos los médicos que me tratan y decidieron que es mejor que vaya sólo los lunes y jueves y me sigan viendo en consultorio ambulatorio y que no haga el tratamiento con las otras chicas, porque creen que es un "cambio muy drástico" y además para que no tenga que faltar al colegio.
Pero la verdad es que creo que lo mejor es que lo haga.
En el colegio ya no presto atención, no entiendo nada, me duermo, me aburro y ya soy un desastre.
Este jueves le voy a decir a Bianca que quiero hacer el tratamiento todos los días.






El domingo al mediodía discutí con mamá porque no me quise comer el postre.
Ella se enojó y yo me fui a dormir. Pero, como siempre, ella siguió diciendo en voz alta lo que pensaba. Cerré la puerta de mi pieza y me quedé escuchando.
Ojalá no lo hubiera hecho.

Nunca pensé que ella fuera a decir eso de mí.
Me dolió mucho.
Dijo muchas cosas, pero lo peor fue cuando dijo, textualmente, que yo era una decepción.

Se dio cuenta, al final.
Aunque me duele que lo haya hecho.
Pero es mejor saber la verdad.
Me sacó una careta.

Perdón ma.

En realidad, yo también creía que te conocía.
Tantos años...
Y sin embargo, la cosa se da vuelta.
Ahora no sé en quién apoyarme.
Aunque nunca me apoyé en ninguno de los dos, si lo tenía que hacer, lo hacía en vos.
Ahora soy su peor error.

Ojalá todo hubiera sido distinto.

Pero todo está en mí.

Den gracias que me doy cuenta.






a house on fire
a wall of stone
a door that once was open
an empty face and empty bones

who ate your heart?
you're cold inside
you're not the one I hoped for
I'll see you on the other side

I'll see you on the other side...


sábado, 27 de septiembre de 2008

No más colegio.
De lunes a viernes, tratamiento.




¿Por qué no puedo dejar de meter la pata y hacer algo bien?







Maldita empanada de humita.




martes, 23 de septiembre de 2008

viernes, 19 de septiembre de 2008

Oh, my God(dess)

Cuántas cosas.


Todas las noches una discusión por la comida.
Pero la otra noche fue demasiado.

No fue por la comida.
No sé qué fue.
Pero ahora me siento peor que antes.

Ahora me siento presionada.
A ser buena, a tener un futuro bueno.
Se entiende.

A ser algo, y bastante bueno.

Pero la verdad es que terminé más confundida.
No había comido ni la mitad de la tarta de verduras, mientras discutía con papá sobre eso(mi forzoso y desesperado futuro).
Estuvimos así un largo rato. Largo.
Mi mamá se hartó de escucharnos gritar. Se levantó, dio unas vueltas, vino hacia mí, cortó un trozo de tarta e intentó metérmelo en la boca.
Fue demasiado.
Lo repelí, totalmente furiosa y seguí discutiendo con papá.
Mamá se enojó porque no quería comer.
Me levanté para irme a dormir.
Mamá me llamó, con ese tono que congela la sangre.
"¿Qué?"
"Vení."
"¿Qué?"
Abrió un libro de nutrición y quiso mostrarme la exagerada cantidad de calorías que un adolescente de mi edad debía tragar diariamente. Me preguntó si seguía una dieta y de cuántas calorías.
Yo ya estaba absolutamente desconcertada de todo.
Le dije que no, que no seguía ninguna dieta.
Me exasperé y me fui a mi pieza.


Lloré.
Apagué la compu y empecé a prepararme para dormir.
Entra ella.
Le digo que ya estoy cansada, que no quiero saber más nada de nada.
Sigue insistiendo.
Me acuesto en mi cama, le grito algo más y se va.
Me tapo toda y lloro, y me muerdo, y me golpeo.
Vuelve a entrar.
Me trago las lágrimas silenciosamente.
Le digo "Basta". Se va.
Lloro más.
Pienso incesantemente:

Bianca, te necesito.
Bianca, te necesito.
Bianca, te necesito.
Bianca, te necesito.
Bianca, te necesito.
Bianca, te necesito.
Bianca, te quiero.
Bianca, te necesito.
Bianca, te necesito.


Estuve a punto(otra vez) de planear mi escape. Pero no lo hice.

Entre agua y mocos, me dormí.

Al rato, siento que su mano me acaricia el rostro y luego se va.









Anoche, papá se sintió mal.
Tuvimos que llamar a la ambulancia.
Para cuando llegó, ya se sentía bien.
Pero en un momento pensé que se iba a desmayar.

Todo fue porque estaba muy tensionado, la comida le había caído mal, le subió la presión, y todo por mi culpa.

Todo es mi culpa.

Soy mi propia culpa.

Todo es una mierda.










Quiero que sea lunes.
Ya.

martes, 16 de septiembre de 2008

lunes, 15 de septiembre de 2008

LOS ODIO
LOS ODIO A TODOS

POR QUÉ
POR QUÉ
POR QUÉ

MIERDA
DÉJENME EN PAZ

NO TENGO HAMBRE
TAN DIFICIL DE ENTENDER ES

NO ME GUSTA COMER
NO ME GUSTA
NO QUIERO COMER

QUIERO VERME FLACA
QUIERO SER PERFECTA

PERO AHORA QUÉ IMPORTA
QUÉ MIERDA IMPORTA
SI SOY UN MALDITO PUNTO EN EL MEDIO DE LA NADA
Y NI SIQUIERA PUEDO SER FELIZ

SOY UNA MIERDA
YA LO SÉ
NO HACE FALTA QUE ME LO DIGAS
TENGO TODO PARA SER FELIZ
PERO
OH, NO LO SOY
PERO QUIERO SERLO
PERO NO ME DEJAN

¿NO ES CONTRADICTORIO?




LOS ODIO
LOS ODIO
ME VOY A IR
ME VOY A ESCAPAR
Y CUANDO SEA PERFECTA VOY A VOLVER
PARA REFREGÁRSELOS EN LA CARA
PARA QUE VEAN
PARA QUE ME VEAN
PERFECTA



PARECE QUE CON ESTE DOLOR
CON ESTOS GOLPES
CON ESTA SANGRE
NO ES SUFICIENTE

NO ES SUFICIENTE.

Jajaja me haces reír

Sí, vos, nutricionista.
Todas son iguales.
Unas perras.
Ponen cara de buenas y son unas brujas.

Sí, te odio.
¿De verdad pensás que voy a hacer lo que me decís?
¿Creés que voy a empezar a comer como si nada?
Jaja.


Menos mal que no me vas a atender vos.
Espero que la otra no sea como vos.
Igual no les voy a hacer caso.
Es mi cuerpo.



Y sí, pesaba "normal" porque me había tomado unos cuantos mates antes de entrar.
Igual, es verdad, crecí tres centímetros.
Parece medio miserable pero para mí es mucho.

"Tenés tiempo hasta los veinticinco para seguir creciendo".
Si, no me digas.

Sin embargo, no tengo tiempo para seguir comiendo.



Bianca, nada.
Sos la más buena.
(Aunque esos silencios me matan).



Mañana, psicóloga.



theyarecoming-trustme

domingo, 14 de septiembre de 2008

Aclaración(?):

De verdad no tengo hambre.
Anoche me tomé dos pastillas de sibutramina de 15 mg.
Sí, ya sé que la dosis diaria máxima es de 15 mg, pero no podía.
Había comido mucho, y si mañana o pasado me pesan y no estoy abajo de 43, me muero.

Eso sí: no dormí en toda la noche.
Igual no tengo sueño. Sólo un poco.




- Ya quiero ir mañana.
Es contradictorio, pero me encanta.
Son los únicos que me escuchan y me entienden, y me tratan como a una persona y no como a una máquina. Como esos psicólogos truchos que cuando llegás te dicen: "bueno, y contame, ¿qué te anda pasando?"
Ayy, boludo, si vengo acá es para que vos me digas qué me pasa.
En fin.

No.

Odio.
Tristeza.
Desesperación.
Y demás.






Hoy discutimos en el almuerzo.
Obviamente, porque no quería comer.
Tragué algunos ravioles de verdura con salsa blanca, muy a mi pesar.
Mamá se enojó mucho. Papá también.
Mi abuelo estaba presente(tratando de defenderme de lo indefendible - desde sus puntos de vista).
Estaba tejiendo una funda para un espejo de bolsillo(sí, mientras "almorzaba"), y cuando terminé me fui a la pieza, evadiendo los gritos de mamá.
Ya no los quería escuchar.
No quería escuchar nada más de nada.

- "Ahora no va a vomitar más pero va a dejar de comer" -

Lloré un poco, me pegué otro poco, y después me puse a coser mi espejo.
No resistí.
Perdón Fernando.
Perdón Bianca.
Rompí la promesa.
Agarré la tijera del costurero y me corté un poco la panza.
No fue profundo porque no tenía filo (qué mal).
Estaba por agarrar alguna otra cosa filosa, cuando entra mi prima a la pieza.
- Auh -

Y todo quedó ahí.



No quiero comer enserio.
Ma, entendeme, por favor.
No es cuestión de belleza (bueno, un poco sí).
Es cuestión de perfección.
De necesidad.
Mi cuerpo me lo pide.
Mi mente.
Ana.
Yo.



Pero ya pensé todo.
Sí.
Obviamente, yo no les hago bien.
Papá está mal del corazón y si sigo así, se va a poner peor.
Vos pensás que te odio y cada cosa que hago te hace mal.
Yo los quiero demasiado.
Demasiado.
Y si por esto se van a poner así, la cosa no va a funcionar.
Porque yo no voy a parar.
No puedo parar.
Y si ustedes me quieren obligar a comer, sepan que no lo voy a hacer.
Me voy a ir.
No lo voy a soportar.
Ya no lo soporto.
Voy a ir al colegio y no voy a volver.
No sé a dónde voy a ir.
No me interesa.
Sí, claro que también está la otra opción.
Nunca la descarté ni la pasé por alto.

Necesito tener el estómago vacío.
Entendeme, ma, entendeme.
Te quiero demasiado.
No te quiero lastimar.
Pero no puedo dejar a Ana.
No quiero dejarla.
Pase lo que pase, y aunque quizás en algún momento parezca que Ana se fue, sabé que no es así.
Ana nunca se va.
Ana siempre está.
Y siempre va a estar.
Sí.
Ajá.
Qué tal.

Te encanta, ¿no?
Eso parece.

¿Soy falsa? ¿Mentirosa?
Uy, sí, la verdad que sí.
Jaja.
Era demasiado, ¿no?
Sabé que para mí nunca es suficiente.

Igual, ya lo vas a ver.
Sí, sí.
Comprate unos pochoclos y mira esta peliculita.
Por ahí no te conveza mucho, pero un rato te vas a entretener.
De hecho, ya lo estás haciendo, ¿no?

Jajaja.

jueves, 11 de septiembre de 2008


please, Ana
make me perfect

martes, 9 de septiembre de 2008

lunes, 8 de septiembre de 2008

Tratamiento ?

Estoy haciendo un "tratamiento" en el Borda.
Puta psiqiatra.

Me atenderion dos médicos, Fernando y Bianca.
Son los más buenos.
Gracias por entenderme, aunque sólo nos vimos hoy.
No se preocupen, voy a cumplir lo que les prometí.



En menos de tres horas voy a pasar a tener diecisiete años.
No lo veo nada importante o relevante.




No tengo ganas de subir fotos al flog o de actualizar el blog. No tengo ganas de prender la compu ni nada.
Sólo quiero dormir y hacer cualquier cosa (menos comer).



noquierehacereltrat

lunes, 1 de septiembre de 2008

Ok. no quiero - tengo miedo/odio

Está bien.
El jueves a las 9, psiquiatra.
Está bien.
Mamá no dijo "el jueves tenés turno con el psiquiatra", pero lo que dijo fue eso, detrás de una mentirita(a mi estilo).
Está bien.

No.
No quiero.
Tengo miedo.
Y odio.
¿Por qué?

El mundo está tan trastornado que cuando uno busca la perfección tratan de bajarlo o peor, lo toman de loco o enfermo.

NO TENGO NADA, PUTOS
SÓLO QUIERO SER PERFECTA
MIERDA


Vos, psiquiatra, no me vas a hacer nada.
Jaja.

(Y vos tampoco)
(Ni nadie)
(Bueno, vos sí).